© Juan Agustí 2018 

  • Twitter Social Icon
  • Facebook Social Icon

año 2015

datos del año

Se han evaluado todas las películas estrenadas en salas comerciales españolas durante 2015. No se tienen en cuenta pases limitados (como los que se puedan hacer en la Casa Encendida o la Cineteca del Matadero en Madrid, por ejemplo), las películas disponibles en plataformas electrónicas (Filmin) o de video bajo demanda. 

En 2015 el número total de películas disminuyó notablemente frente al año anterior, pasando de las 421 estrenadas durante 2014 a las 349 que se han podido ver durante 2015. Un 19%. Es la primera vez que se produce un descenso tan notable durante los ocho años que se lleva realizando esta muestra.


Las cuotas de pantalla por país de origen, sin embargo, se mantienen y siguen siendo muy parecidas a las de los años anteriores:
 

  • Estados Unidos sigue teniendo mas de la tercera parte de la producción

  • La cuota nacional continúa en segunda posición, pese a que descendido, de un 18,84% ha bajado a un 14,83%

  • Francia figura de nuevo como tercer país en cuanto a número de películas que aporta a la lista: ha pasado de tener un 12,58% de cuota a un 11,26%

  • El Reino Unido sigue en cuarta posición, con un incremento de un punto porcentual respecto al año pasado, situándose en el 7,84%

  • Alemania sigue siendo el quinto, creciendo también un punto respecto a 2014, hasta el 4,55%

  • El resto de países europeos mantiene un 9,18% de cuota. Como es habitual, la mayor parte de estos estrenos proceden son de Bélgica, Italia, Suecia, Suiza y Dinamarca.  

  • Fuera de Europa, superan el 1% de cuota; Canadá (2,94%); Australia (1,46%), Argentina (1,35%), Brasil (1,25%), Japón (1,17%) y México (1,03%). 

  • El total de la cuota del resto de países del mundo es del 3,36%.

Mejores películas

Han obtenido un aprobado (mas de un 4,5) un total de 70 películas, un 20% del total, lo que no está nada mas.  Ocho más que el año pasado, cuyo porcentaje era del 14,76%. El diagnóstico, por tanto, es que la calidad de las películas ha mejorado significativamente respecto a 2014.

Mejores películas españolas

Siete películas han conseguido estar entre las mejores del año, el mismo número que el año pasado, lo cual es una buena noticia, porque al descender la cuota nacional sobre el número total de películas quiere decir que la calidad ha subido.

Mejores documentales

Disminuye, una vez más, pero esta vez de manera drástica, el número de documentales que se estrenaron en salas el año pasado. La cifra de este año es exigua, tan sólo catorce producciones -estrenos en condiciones-, lo que constituye un mínimo histórico y preocupante. Sin embargo, la calidad de las cinco primeras posiciones en indiscutible.

Estos cinco primeros son de excelente factura y son sumamente atractivos. Nótese que los cinco se han clasificado en la relación de mejores películas del año. National Gallery, con su director, auténtico profesional del documental rondando los ochenta y cinco años, es simplemente fascinante. Citizenfour, también dirigida por una especialista en el género, cuenta la historia de Edward Snowden y sus históricas revelaciones sobre la NSARed Army, aunque a primera vista no despierte mucha expectación (¿hockey y guerra fría?) es, según todas las opiniones, más que entretenido y tiene unas críticas apabullantes. ¿Qué decir de La mirada del silencio? Este complemento del imprescindible The Act of Killing (2012), sobre los crímenes cometidos durante el golpe de estado del general Suharto en Indonesia en 1965, sólo que narrado desde el punto de vista de la familia de un hijo asesinado. Por último, no creo que haya mucho que destacar para describir el atractivo la cinta sobre la vida de Amy Winehouse, aunque algunos críticos lo tilden (dentro de una nota sobresaliente) con un punto sensacionalista.

 

En cualquier caso, cinco artefactos de obligada visualización. Entretenimiento y calidad asegurados con cualquiera de ellos. 

Películas de animación

Disminuyen cosas en esta sección: el número de estrenos (se queda en veinte, un 20% menos que en 2014), pero lo que es peor, disminuye también el interés (y no estoy seguro de que no sea en un porcentaje mayor).

 

Resumiendo, un año algo repetitivo y soso. Las tres primeras de la lista, eso sí, hay que verlas. Pixar recupera el pulso después de un bache demasiado largo. El libro de la vida, con una estética que recuerda al Día de Muertos mejicano, tiene la suficiente elaboración estética como para que prestarla atención. En cuanto a La oveja Shaun, no puedo ser imparcial: el estudio Aardman sigue siendo una de mis debilidades. La película no ha conseguido más puntuación porque no ha recibido demasiada atención por parte de la crítica. 

 

Las críticas de Atrapa la bandera son unánimes: está muy bien hecha, pero es ñoña y no asume el mas mínimo riesgo. La lista se vuelve a partir de aquí bastante aburrida, así que sólo me detendré a comentar las películas para las que tengo comentarios positivos. Paso de Minions, de la casi siempre deleznable entrega anual de Dreamworks o de cosas totalmente prescindibles como  ¡Upsss! ¿Dónde está Noé?

 

Capitán Harlock tiene una estética total de videojuego 3D, y es la única película de animación japonesa de la lista de este año. Está basada en el manga clásico de Leiji Matsumoto.

 

En cuanto a la cinta de Astérix, su estética es totalmente fiel al tebeo, las críticas no son malas... En el fondo estoy deseando verla. Igual sucede con la de Carlitos

Del resto, sólo se salvan La canción del mar y Pos eso. La primera es del director de El libro de Kells, Tomm Moore. Hay que concederla, por tanto, una oportunidad. Además es la única película de toda las lista que no es 3D. Pos eso, una comedia de acción satánica en plastilina, es la película mas gamberra que he visto últimamente, y desde luego, una buenísima película de animación española.

Películas basadas en cómics

Sólo nueve películas componen esta sección este año, algo menos que la mitad que el año pasado. Ninguna ha conseguido clasificarse entre las bendecidas por la crítica. Démoslas un pequeño repaso, aunque poco os puedo decir en este momento, pues sólo he visto dos de ellas. La cosa no tiene buen aspecto, si tenéis dudas, limitaros a las tres primeras (la tercera es una incógnita para mí) , dando una oportunidad a Astérix y a Peanuts, como ya se dijo en la sección de animación.

En cuanto a Anacleto, esperaré a verla. Los comentarios de los críticos no la vapulean drásticamente. Jamás en mi vida habría imaginado a un Anacleto interpretado por Imanol Arias.

 

La era de Ultrón se puede ver, aunque es inferior a la primera parte de la serie. A mí, por ejemplo, me ha gustado bastante más que Birdman. Para los fans de los superhéroes comentaré que la recreación que se ha hecho de la Visión, el emblemático androide del grupo, me ha decepcionado bastante, pero la recreación de la Bruja Escarlata está bastante mejor conseguida. Ultrón está bien logrado. Si se hubiera respetado el guión original de Roy Thomas, seguramente se hubiese conseguido más.

Con Klingsman, de nuevo se estrena una película basada en una serie de Mark Millar, de lo cual seguramente tiene la culpa la tremenda habilidad narrativa del escocés. En esta ocasión es una serie de espías, que Marvel publicó dentro de su sello Icon Comics, reservado para los autores que retienen sus derechos de autor sobre los personajes. Véte tu a saber como ha quedado el resultado. La serie (que tampoco he leído) está dibujada por Dave Gibbons y fue publicada en un tomo en 2014, por Panini.

¿Qué decir de Annie?  Hay cosas que me superan, y está es una de ellas. Ya me costó digerir que John Huston dirigiese la adaptación del musical de Broadway, a su vez adaptación del clásico Little Orphan Annie, de Harold Gray. Pues bien, aquí tenemos un remake. La crítica americana la destroza.

En cuanto a Capitán Harlock, indicar que es anime convencional, como se comentó en la sección.anterior. Los japoneses pusieron toda la tecnología inimaginable a su disposición para tratar de maravillar con esta adaptación del clásico manga sideral de Leiji Matsumoto. Lástima que se olvidaran de incluir el humor que contenía éste.

La lista continúa con Ant-Man, otro paso más en la franquicia de Los Vengadores. A este paso, lo que Marvel debería hacer es una película sobre Willie Lumpkin, el cartero de los Cuatro Fantásticos. Totalmente prescindible. Al menos ha servido para que Panini publicase por primera vez en España las aventuras del auténtico Hank Pyme. Los pobres 4 Fantásticos, que ni al segundo intento funcionan como personajes en la pantalla grande. Podían probar a echarle un poco más de cariño. Lo de la Antorcha Humana negra todavía me tiene reflexionando acerca de la salud de la sociedad actual. 

De Astérix y Peanuts, ya hablamos en la sección de animación.En cualquier caso, si pensáis que lo de Carlitos y Snoopy es cosa de pijos, os animo a haceros con los nueve primeros tomos de la serie que está publicando Planeta actualmente, que son sensacionales (esto es, la etapa que va desde 1950 a 1968)

por género

Como todos los años, terminamos el repaso al 2015 con algunos datos acerca de los géneros de las películas. Pueden llevar a confusión, dado que una determinada película puede pertenecer a varios de ellos, pero pueden tener algún interés.

178 películas (o sea, más de la mitad) pertenecen al género dramático; 110 se definen como comedia. 35 películas son de ambos géneros, comenzando por Birdman (EEUU, 2014), de Alejandro González Iñárritu (20º).

Sólo 12 películas se decantan por la intriga, comenzando por Puro vicio; la segunda es Irrational man (EEUU, 2015), de Woody Allen (33º), si se puede calificar así. 60 se encuadran dentro del género de suspense: si la primera es El año más violento; la siguiente es El puente de los espías (EEUU-Alemania-India, 2015), de Steven Spielberg (27º). 

Como "romance" se califican 37 películas, una tercera parte menos que el año pasado; la primera de ellas es Langosta (Grecia-EEUU-Francia-Reino Unido-Irlanda-Holanda, 2015), de Yorgos Lanthimos (14º). De todas las películas románticas, 14 de ellas se definen, además, como comedias: la que obtiene más puntuación es Les combattants (Francia, 2014), de Thomas Cailley (63º). Esta película también encabeza la lista de dramas románticos, que contiene 23 elementos. La siguiente es 45 años (Reino Unido, 2015), de Andrew Haigh (26º). La primera película de las cinco que admiten los tres calificativos (drama, comedia y romance) es, de nuevo, Les combattants; le sigue a mucha distancia Las sillas musicales (Les chaises musicales, Francia, 2015), de Marie Belhomme (143º).

Se han estrenado seis musicales, la mitad que el año pasado: el mejor clasificado es la película de animación El árbol de la vida (64º) Le sigue, ya en el puesto 101,  Into the woods (EEUU-Reino Unido-Canadá, 2014), de Rob Marshall, aunque yo creo que, aunque no este así calificada, la mejor película dedicada al mundo de la música es Whiplash (EEUU, 2014), de Damien Chazelle (67º). 

 

De las cinco películas que se han encuadrado como bélicas, la primera es Corazones de acero (Fury, EEUU-Reino Unido-China, 2014), de David Ayer (41º). Se han estrenado cuatro westerns, encabezados por el excelente Slow West (Reino Unido-Nueva Zelanda, 2015), de John MacIean (40º). 


La mejor película de acción sería la sobrevaloradísima Mad Max: Furia en la carretera (Mad Max: Fury Road, Australia-EEUU, 2015), de George Miller (4ª), que para colmo, también encabezaría la lista de películas de ciencia ficción. En cuanto al terror, la primera es la aceptable La visita (EEUU, 2015), de M. Night Shyamalan; al que yo daba por perdido, pero afortunadamente ha conseguido remontar el vuelo con esta película (42º)

Sólo una películas se califica como erótica: Cincuenta sombras de Grey (Fifty Shades of Grey , EEUU, 2015), de Sam Taylor-Johnson. Ha obtenido la posición número 237.

Siete películas no han recibido la atención de ninguno de los críticos, y por tanto, no han recibido ningún tipo de puntuación. De las que han obtenido alguna calificación, la más baja pertenece a El hijo bastardo de Dios (España, 2015), de Martín Garrido Ramis (342º), con un 0,40. La inmediatamente anterior es Rey gitano (España, 2015), de Juanma Bajo Ulloa (341º), con una puntuación de 0,64.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now