© Juan Agustí 2018 

  • Twitter Social Icon
  • Facebook Social Icon

Knock, Knock!

5 Sep 2014

 

El miércoles tuve la oportunidad de ver una exposición única. En la galería Javier López se terminaba de exponer Knock, knock!, una selección de obras que reunía una muestra del trabajo de cuarenta artistas e ilustradores, nacionales e internacionales, algunos de los cuales exponían por primera vez en España. Como se explica la nota de prensa: "La exposición reflexiona sobre la influencia y evolución del cómic como manifestación artística y gráfica así como la vasta relación entre el ámbito del cómic y el arte contemporáneo. El cómic muchas veces categorizado injustamente como arte menor, lleva muchos años evidenciando la magnífica calidad de grandes artistas, con un nivel en la producción que no se corresponde con su reconocimiento social."

 

Para los aficionados al cómic, el contenido era, a priori, totalmente atractivo. La selección cubría bastantes aspectos: en cuanto a estilos, desde el underground americano hasta los modernísimos belgas; diferentes nacionalidades (de hasta cuatro continentes) y estilos. En la planta superior exponían ilustradores y artistas plásticos (con la excepción de Mattotti) y en la inferior los dibujantes de cómic (donde también se colaron ilustradores como Pablo Peña, OPS/El Roto y Pelucas). Nada mejor que observar la primera planta dos veces, antes y después de ver la segunda, para que hasta el mas profano de los observadores notase la influencia del cómic en las obras que se exponían arriba.

 

 

La exposición se inauguró el 26 de junio y, como he dicho antes, se clausuró el 3 de septiembre. A pesar de que me comentaron que la afluencia de público había sido buena, no puedo dejar de pasar por alto varias cosas: la primera es que, a pesar de seguir bastante de cerca el mundo de las exposiciones de arte, incluidas las que se celebran en las innumerables galerías que hay en Madrid, no tenía noticia alguna de ella recibida por mis canales de información habitual; la segunda, siguiendo todavía mas de cerca el mundo del cómic, también se me había pasado (y eso que los canales de información son totalmente distintos). Me hace mucha gracia: en el museo Thyssen-Bornemisza todavía se está celebrando la exposición Mitos del Pop, buena exposición, pero con el inconveniente de que su contenido está mas que manido para los que no sean profanos en el tema; en el museo Reina Sofia hay otra dedicada a Richard Hamilton, que todavía no he visto (cuento los días para ir a verla), pero cuyo alcance, obviamente, debe ser más limitado, y resulta que la exposición fetén casi se me escapa. En cualquier caso, esta exposición intenta sacudirse el cliché de que la relación entre cómic y arte se ha manifestado sólo a través de las corrientes del arte pop, y buena prueba de ellos es la inclusión de determinados artistas de ambos bandos que no pueden inscribirse en ese movimiento. 

 

 

Todavía me resulta mas gracioso cuando pienso en las exposiciones que se organizan con ocasión de los salones del Cómic, en especial las que organiza Ficomic en Madrid. Espero que los organizadores se hayan pasado por aquí, a ver si les salen los colores, porque no hay comparación que se resista (el año pasado salvaron la cara de milagro, gracias al Museo ABC y su 12 nombres imprescindibles para la prehistoria del cómic español, que era la única exposición reseñable). Lean, lean la lista de autores de cómic que contaban con representación en Knock, Knock!: Lorenzo Mattotti, Brecht Evens, Moebius, Brecht Vandenbroucke (el año pasado comenté su espléndida obra White Cube), Art Spiegelman, Chris Ware, Daniel Clowes, Robert Crumb, Charles Burns, Joost Swarte, Gary Panter (del que sólo se ha editado en castellano La invasión de los Elvis Zombies por la editorial Arrebato), José Muñoz y Anke Feuchtenberger (a esta última sólo la he podido leer en castellano hace años en la revista NSLM), con un total de 35 originales. Quizás se hubiese podido completar con algún japonés como Suehiro Maruo, algo más del último cómic francés o incluso alguna versión superheróica que cuadrase (Paul Pope o  Mike Allred), y sobre todo verdadero cómic español, por poner algún pero. Sin embargo, como comentaban los propios galeristas, bastante complicado había resultado ya el asunto.

 

Las imágenes de este artículo las he extraído de la web oficial de la galería, dado que las obras están sujetas a copyright. Os recomiendo que entréis en dicha web y observéis las reproducciones de las obras con detalle. No es lo mismo que ver los originales, pero os hacéis una idea. Están prácticamente todas (aunque de memoria, echo en falta varias de Chris Ware).

 

Por lo que he visto, en el mundillo del cómic la exposición apenas ha tenido repercusión. Veo una aséptica reproducción de la nota de prensa en Entrecomics, sin ningún comentario añadido. En los blogs de arte, sin embargo, sí que he podido encontrar numerosas reseñas.  Así vamos mal: parece que el cómic es mas interesante para los artistas que para los propios aficionados al cómic.

 

En cualquier caso, esperemos que la iniciativa se repita en el futuro. Sustrato no falta.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now