© Juan Agustí 2018 

  • Twitter Social Icon
  • Facebook Social Icon

Hard Rope and Silken Twine

7 Nov 2015

 

Este es uno de mis discos preferidos, más secretos y más desconocidos. The Incredible String Band fueron un grupo psico-hippy-folk escocés que alcanzaron su momento de gloria con los plúmbeos The 5000 Spirits or the Layers of the Onion (1967) y The Hangman's Beautiful Daughter (1968). Sus cabezas visibles eran Mike Heron y Robin Williamson. El que nos ocupa fue el último de sus trabajos en estudio, de 1974 (aunque a España no llegó hasta un par de años más tarde), y fue un fracaso estrepitoso tanto de crítica como para sus seguidores. Ocho meses después de su publicación, las diferencias irreconciliables entre sus dos cabecillas acerca del rumbo que debía seguir la música del grupo hicieron que cada cual marchase por su lado.

 

La portada, del ilustrador Wayne Anderson, con su hada y sus animalillos, es una invitación en toda regla para introducirse en la música del álbum. Por fortuna, el habitual soniquete perroflauta del grupo se abandona para divagar por caminos mucho más fructíferos. 

 

Su primera cara contiene cinco temas, variados en su estructura y composición: el primero, Maker of Islands, con Mike Heron al piano, sirve para introducirnos en su fantástico mundo, al que se llega con un dulce paseo en barca. Ahora le toca el turno a Williamson, con Cold Frebuary: flauta y órgano acompañan el extraño cántico que resuena solitario en un claro de un profundo bosque.

 

Sigue Glancing Love, uno de los mejores cortes del disco, un precioso tema acústico aderezado con suaves pedales y livianos toques de sintetizador. En Dreams of No Return interviene mi adorado Danny Thompson al contrabajo (no recuerdo otro músico que aparezca en tantos y tan diferentes discos que aprecio: Pentangle, Alexis Korner, Billy Bragg, Ketama, Magna Carta, S.E. Rogie o T. Rex, por mencionar sólo algunos). Una suave diálogo entre guitarra y sitar se intercala con una desenfrenada galopada acústica de la banda.

 

No sé si recordáis a los Hillbilly Bears (Los osos montañeses), protagonistas de la serie de dibujos animados de Hanna-Barbera que intervenían, además de Lindo Pulgoso,  en el show de la Hormiga Atómica. Parece ser que dieron un concierto en Oxford durante esa época, del que se incluyó Dumb Kate en este disco. Es una broma, claro: realmente se trata de una composición de Heron, aunque podría dar el pego. 

 

Sin embargo, el verdadero prodigio del álbum es su segunda cara, una composición de casi veinte minutos titulada Ithkos, con claros tintes de influencia mediterránea (o al menos, de todo lo que pueda influir el Mediterráneo en un conjunto de músicos escoceses en los años setenta). Aunque el autor principal del tema es Mike Heron, está dividido en nueve partes: la primera es de William y la sexta del guitarrista Graham Forbes, lo que explica sus diferencias internas. Ithkos contiene algunos de los pasajes mas bellos que he oído en mi vida, y todavía me pone el vello de punta en algunos momentos.  Aún con esos momentos absolutamente brillantes, el resultado es fallido en la parte esencialmente eléctrica (su mecánica repetitiva le resta altura, a mi pesar). En cualquier caso, merece una atenta escucha, ya que contiene momentos de pura elegancia hecha música. Yo me he hartado de escucharlo hasta la saciedad.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now