© Juan Agustí 2018 

  • Twitter Social Icon
  • Facebook Social Icon

Preciosa oscuridad

17 Feb 2016

 

De entre los grandes tebeos que me faltaban por reseñar del pasado año, casi se me pasa Preciosa oscuridad. Cada día aprecio más aquellos tebeos que lo son en sí mismos, que son expresamente de este medio; no son literatura en el sentido de que lo que expresan no podría hacerse sólo con palabras, ni tampoco son narraciones en el sentido cinematográfico; su contenido no se limita exclusivamente a una sucesión de imágenes con un ritmo y enfoque determinado. Muchos de los grandes tebeos son así: no son literatura, no son ilustración, no son cine.

Preciosa oscuridad es más que eso. Es sinestésico, en el sentido de que la combinación entre grafismo y texto produce un resultado que no es sólo la suma de ambos, sino que la mezcla resultante presenta características que no se pueden conseguir mas que de esa forma. El álbum está realizado con mucha inteligencia: no necesita de explicación, ni de textos de apoyo, ni de introducción, ni de conclusión. Es tan natural que pareciese que no tiene autores. Te obliga a continuar su lectura, sin poder parar, como si de un latigazo hipnótico se tratase. 

Preciosa oscuridad es cosa de tres personas. El apartado gráfico corre a cargo de Kerascöet, seudónimo tras el cual se esconden dos dibujantes: Marie Pommepuy y Sébastien Cosset. La idea obsesiva que rondaba a Marie es la génesis de esta obra, cuyos autores no reniegan de sus influencias: El señor de las moscas de William Golding y el documental Récréations, de Claire Simon (obra que aquí sólo se ha podido ver en un DVD subtitulado, que yo sepa). Para desatascar ideas, el dúo acude al guionista Fabien Vehlmann, que termina por dar cuerpo al proyecto. Me pregunto como es posible no haber leído nada de este guionista antes, dado que ha realizado los últimos cinco álbumes de Spirou. Me he prometido ponerle remedio en breve, máxime cuando hay una razonable cantidad de obras suyas publicadas aquí.

 

 

 

 Kerascöet, por el contrario, creía tenerlos mas controlados, y tampoco es así. Ya dibujaron un par de números de la serie La Mazmorra (concretamente, los álbumes 104 y 105), no en vano trabajaron con Sfar en la serie de animación de Petit Vampire. En 2008, los dos primeros números de la serie La virgen del burdel, con guión de Hubert, fueron publicados por Planeta a tamaño reducido, manteniendo su absurda costumbre, lo que no favoreció en absoluto a la obra, que no estaba mal (dejando además inéditos en castellano los otros dos álbumes de la serie). El trabajo de Kerascöet en Preciosa oscuridad inicia una evolución que les  aleja del trazo más sencillo que presentaron en estas obras, resultando mucho mas interesante y personal. Sus obras posteriores, que por aquí no se han visto, tienen una pinta realmente apetecible. Resulta curioso, pero siguen trabajando en diversas series, en estilos ligeramente diferentes: con Hubert han publicado Beauté (Dupuis, 2011-2013), con un trazo mas parecido a sus primeras obras, mientras que con Vehlmann se mantiene este estilo en Voyage en Satanie (Dargaud, 2011-en curso).

La impecable edición española de este álbum corrió a cargo de Spaceman Books, editorial que debe haber pasado a mejor vida. Lamentable asunto que, como no ceso de repetir, no hace justicia al maravilloso elenco de obras que presentaron en vida. La edición original, Jolies Ténèbres, es de Dupuis y ya tiene algunos añitos, pues es de 2009. Haceros un favor e intentad haceros con un ejemplar de esta pequeña joya. Merece la pena.

Calificación: 8-9/10 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now