© Juan Agustí 2018 

  • Twitter Social Icon
  • Facebook Social Icon

VIENA

diA 1: Viernes, 21 de octubre

El trayecto en avión desde Madrid hasta el aeropuerto de Schewchat dura un poco menos de tres horas. Desde allí hasta el centro se tarda unos veinte minutos en taxi,  cuesta unos 30€. 

Para alojarse durante una semana en una ciudad como Viena, lo mejor es un hotel bien situado y cómodo. Nosotros lo hicimos en el Hollmann Beletage, (Köllnerhofgasse 6), una opción excelente. No es un hotel nada, nada convencional. 

Siempre que hago un viaje de estas características, me conformo con dar un paseo el primer día. En este caso, teníamos tiempo para dirigirnos a la cripta de la Iglesia de los Capuchinos, la Kapuzinergruft (cripta imperial), que abre hasta las 18:00 horas. 

De camino, además de sortear a los pesadísimos vendedores de entradas para conciertos, tuvimos que evitar las tentaciones para entrar en la catedral.

Kapuzinergruft

Kapuzinerkloster Wien I., Neuer Market

En la cripta de los Habsburgo se guardan los restos de 138 miembros de la familia. Las mas interesante son la doble tumba de Francisco I y Maria Teresa, realizada por Baltasar Moll, la de Francisco José, rodeada por la de su esposa Isabel (Sissi), que murió asesinada y su hijo Rodolfo, que se suicidó y el ​sarcófago de Zita, la última emperatriz, que falleció en 1989.

 

http://www.kaisergruft.at 

A continuación, dimos un corto paseo hasta el barrio judío, pasando por el distrito de Bermudadreieck (el triángulo de las Bermudas, zona repleta de bares y restaurantes, punto clave de la vida nocturna). Se puede hacer el trayecto (sólo ida) en unos veinte minutos, ya que son unos dos kilómetros.

A - Partimos del hotel

Köllnerhofgasse 6

Aunque la zona está muy cercana a la catedral de San Esteban, ya habíamos paseado por esa zona al ir y volver de la cripta. Puesto que el horario de visita (no para echar un vistazo dentro de la catedral, sino visitarla de verdad) es muy limitado, paseamos mejora hacia el barrio judío, con el objeto de localizar algún sitio para cenar después y luego tomar un gin-tonic.

B - Caminamos en dirección al Danubio

Asomarse a Schwedenplatz

La idea es enterarnos de los horarios de los paseos por el río, ya que la información es algo confusa. Comprobamos que no existe el trayecto y horario normales, así que decidimos dejar dicho paseo para el día siguiente. 

C - El Ankeruhr

Hoher Markt 10-11

El Ankeruhr está situado en un pequeño puente entre dos edificios de la Hoher Markt, la plaza más antigua de Viena.

Es de estilo art noveau. Se construyó entre 1911 y 1914 siguiendo el diseño de Franz von Matsch. La hora se indica mediante la estatuilla que se encuentra en su interior. Los minutos se indican con la escala del interior.

D - Vermählungsbrunnen (Fuente de la boda)

Hoher Markt

Es una fuente barroca construida en 1729 por Fischer von Erlach que representa la boda de María y José. Junto con el Ankeruhr, son los dos únicos elementos de la plaza que sobrevivieron a los bombardeos de la II Guerra Mundial

E - Hacia el antiguo ayuntamiento (Altes Rathaus)

Wipplingerstraße 6-8

Aquí  cometimos un error. Deberíamos haber seguido por la Judengasse hacia la Iglesia de San Ruperto (Ruperchtkisrsche), la mas antigua de la ciudad, para ver su torre y su entorno, pero en lugar de eso, seguimos por la dirección mas corta a la Judenplatz.

F - Maria am Gestade

Salvatorgasse 12

Realmente, no merece la pena. Supongo que trate de corregir mi error anterior de manera subliminal al acercarme hasta aquí.

G - Monumento conmemorativo del Holocausto

Judenplatz

Está en la plaza y fue diseñado por la artista británica Rachel Whiteread. Es un bloque rectangular de hormigón negro cubierto con figuras de libros que muestran su lomo. En la base están inscritos los nombres de todos los campos de concentración donde fueron asesinados judíos austriacos

H - Cerveza en Brezlgwölb

Ledererhof 9

Ya cansados, aprovechamos los bancos de esta terraza para tomar un par de cervezas. Pensamos que algún día podríamos acercarnos a cenar aquí, pero lo cierto es que no lo hicimos

Please reload

Cenamos en Bermuda Braäu (Rabensteig 6, ver mapa), un buen sitio relativamente barato para tomar un plato caliente con una cerveza, con ambiente simpático y animado.

Para tomar un gin-tonic, fuimos primero a Roter Engel, pero no nos gustó nada. Optamos por First Floor, una coctelería en la que ponen jazz, mas agradable. No es fácil de encontrar, porque está en un primer piso (ver mapa, Seitenstettengasse, 5). Un gin-tonic en Viena puede costar entre 10 y 14 €.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now