© Juan Agustí 2018 

  • Twitter Social Icon
  • Facebook Social Icon

año 2016

Mejores películas

datos del año

Se han evaluado todas las películas estrenadas en salas comerciales españolas durante 2016. No se tienen en cuenta pases limitados (como los que se puedan hacer en la Casa Encendida o la Cineteca del Matadero en Madrid, por ejemplo), las películas exclusivamente disponibles en plataformas electrónicas (Filmin y similares) o de video bajo demanda. 

En 2016 el número total de películas se mantiene en el entorno del año 2015, a diferencia de la tendencia a la baja que se venía registrando en los años anteriores y que tanto se acusó el año pasado. Si en 2015 contabilicé 349 estrenos, durante 2016 han sido 366.


Las cuotas de pantalla por país de origen han variado por primera vez en muchos años, aunque todavía guardan varias similitudes con la situación de 2015:
 

  • Estados Unidos ha subido la suya hasta sobrepasar el 40%

  • La cuota nacional ha recuperado prácticamente su valor del 2015, sobrepasando el 17%

  • Francia también muestra valores similares a los registrados en 2015. Como habitual tercer país en cuanto a número de películas aportados su cuota es del 12,56% 

  • El Reino Unido sigue en cuarta posición, volviendo a los valores de 2015: por encima del 6%

  • Alemania pierde parte del avance conseguido el año pasado, volviendo a posiciones mas cercanas al 3%, llegando a situarse en valores similares a los italianos. Bélgica también está próxima al 2%. 

  • El resto de países europeos pierden cuota:  Suecia, Suiza y Dinamarca siguen estando muy ligeramente por encima del resto.

  • Fuera de Europa, sólo superan el 1% de cuota; Canadá (1,59%), Argentina (1,31%) y Japón (1,18%).  Australia, México y Brasil caen por debajo de este umbral.

  • El total de la cuota del resto de países del mundo es del 4,13 %.

Mejores películas españolas

Ocho películas nacionales han conseguido estar entre las mejores del año, una más que el año pasado, lo cual siempre es una buena noticia.

Mejores documentales

El año pasado mostraba preocupación por la drástica disminución de estrenos de películas documentales en salas comerciales. Este año, sin embargo, parece que por lo menos la tendencia ha cambiado de signo y ha habido crecimiento: de los catorce documentales estrenados en 2015 hemos pasado a dieciocho. Sin embargo, la sensación es que su factura es de menor calidad. 

Los tres primeros han certificado su inclusión en la relación de mejores películas del año. Francofonia, con un director experimentado en la realización de este tipo de documentales es de obligada visión. Janis también está incluido en esta lista, pero al ser la cantante un personaje por el que poseo cierta animadversión, me abstengo de su visionado y, por consiguiente, de manifestar opinión alguna. Hitchcok/Truffut lo tengo en la lista de pendientes, aunque su interés es a priori innegable. Fuego en el mar también debe incluirse entre los grandes documentales del año, no en vano se alzó con el Oso de Oro a la mejor película del Festival de Berlín.

Han obtenido un aprobado (mas de un 4,5) un total de 69 películas (todavía podrían entrar 11 mas a lo largo de 2017).  Casi el 19% del total. No llegamos al 20% de 2015, pero no está mal.

Películas de animación

Ha sido un buen año en lo que a la producción de películas de animación se refiere. El número de estrenos ha recuperado el terreno que perdió durante 2015, hasta llegar a un total de veintisiete. Lo cierto es gran parte de ellas provienen de EEUU, que este año ha intensificado su producción.

 

Este ha sido el año de Kubo, el samurai. El stop-motion de LAIKA celebra su décimo aniversario por todo lo alto con una obra de gran nivel. Su mejor tarjeta de presentación hasta ahora había sido Los mundos de Coraline, pero Kubo lleva camino de quitarle el puesto. No en vano, ha quedado situada en novena posición de la clasificación global.

 

Otra película de stop-moption figura en nuestra lista algunas posiciones después: Anomalisa. Esta producción combina la labro de dos directores: Charlie Kaufman tiene un amplio historial como guionista (¡Olvídate de mí!, Cómo ser John Malkovich), y debutó como director en Synecdoche, New York (2013), que en España sólo hemos podido ver en DVD, y Duke Johnson, procedente del mundo de la animación, en su primer largometraje. El resultado es sorprendente.

Pero es que el podio se completa con otra película de lujo. La que posiblemente termine siendo la última película de Isao Takahata, la otra mitad del estudio Ghibli, figura en la vigésima posición de la lista absoluta. Estamos hablando de El cuento de la princesa Kaguya, que adapta la narración popular El cortador de bambú. Además, algo después se sitúa El recuerdo de Marnie, de Hiromasa Yonebayashi. Parecía que esta iba a ser la última película que produjese el estudio tras el anuncio del cese de su actividad, hasta que de manera repentina, se estrenó La tortuga roja, del holandés Michaël Dudok de Wit,en el último festival de Cannes. Se trata de la primera coproducción del estudio japonés (ganando además la sección Una cierta mirada de dicho festival) con estudios de fuera de su pais. Seguro que el año que viene estaremos hablando de ella), aunque habrá que ver cual es la auténtica implicación del estudio en la obra

 

El principito, dirigida por Mark Osborne, es la aportación de producción francesa a la lista que ha obtenido mejor calificación y también está incluida entre las mejores películas del año. Todavía no la he visto, así que aplazo el comentario hasta entonces. 

No termina aquí el conjunto de películas que, a priori, podían resultar interesantes. El techo del mundo, primer largo de Rémi Chayé, debería ocupar un lugar de privilegio y ha pasado despercibida para gran parte de la crítica. Algo parecido sucede con Phantom Boy, de Alain GagnolJean-Loup Felicioli. más sosos, pero con más experiencia. 

 

Con menos interés atenderé a La fiesta de las salchichas, a la que me enfrento con una inmensa pereza: a pesar de su potencial, su asegurado grado de humor soez se me hace muy cuesta arriba. Pese a todo, ha conseguido figurar en la selección de la crítica. Zootrópolis y Buscando a Doris, las propuestas de las dos caras de Disney también lo han conseguido, pero también me cuesta acercarme a ellas. No parece que vaya a encontrar nada original en ellas, pero también habrá que darlas una oportunidad.

El director Jon Favreau parece que se haya pasado a la animación de clásicos de Disney reconvertidos a la realidad digital : su versión de El libro de la selva es sólo un anticipo de la versión que prepara de El rey león. Como es capaz de lo bueno y de lo malo, también hay que considerarla con el anterior grupo, aunque me genera algo mas de confianza. Disney termina su amplia aportación de este año con Vaiana que ha cosechado buenas críticas y parece que mejora su nivel, nada especialmente difícil, por otro lado.

Películas basadas en cómics

Hay años en que esta sección deja mucho que desear. Este es uno de ellos. Se han publicado once películas basadas en personajes de tebeos. Lamentablemente, la mayor parte de ellas versan sobre superhéroes.

Marvel se marca cuatro: Deadpool (mas conocido en España como Masacre), Doctor Extraño y una nueva entrega de las franquicias de X-Men y Vengadores (en este caso via Capitán América). No me voy a detener mucho en ellas: la única que he visto de las cuatro es Civil War y me aburrí bastante. Nunca he soportado a Deadpool y mucho menos los crossovers de mutante. A priori, la mas interesante de las cuatro debía ser la de Doctor Extraño, pero precisamente, de las cuatro, esta es la que la menos ha llamado la atención de la crítica. Por algo será, digo yo, aunque ya la veré. Deadpool, misteriosamente, no despierta las iras de la crítica, lo cual me llena de zozobra (aunque lo mismo pasó con Guardianes de la Galaxia, que es mala de solemnidad).

 

Peor todavía le va a DC. El amanecer de la Justicia es pésima y me niego a ver Escuadrón Suicida. 

El resto de la oferta norteamericana se completa con las Ninja Turtles. La pesadilla no tien fin.

Los japoneses elevan un poco el listón. Hirokazu Koreeda dirgie Nuestra hermana pequeña, basado en un manga costumbrista de Akimi Yoshida, del que no hemos visto publicado nada por estos lares. Habrá que verla para poder opinar. El doblete japonés se completa con un producto totalmente distinto como One Piece, que a pesar de la baja nota que obtiene, seguro que seduce a sus seguidores. 

Tampoco tiene mucho interés, a mi modo de ver, la saga de Zipi y Zape (reconvertidos prácticamente en un trasunto de Harry Potter).

Esto sólo nos deja Primavera en Normandía, extraño título para denominar a la adpatación de Gemma Bovery, el maravilloso tebeo de Possy Simmonds. Hace unos años, Stephen Frears adaptó Tamara Drew y el resultado me gustó. 

Supongo, por tanto, que salvo sorpresas, los esfuerzos para los seguidores de esta sección deben centrarse en Nuestra hermana pequeña y Primavera en Normandía. Supongo que ya vendrán tiempos mejores.

por género

Como todos los años, terminamos el repaso anual con algunos datos acerca de los géneros de las películas. Pueden llevar a confusión, dado que una determinada película puede pertenecer a varios de ellos, pero pueden tener algún interés.

187 películas (o sea, más de la mitad) pertenecen al género dramático; 106 se definen como comedia. 35 películas son de ambos géneros, comenzando por Las mil y unas noches, de Miguel Gomes.

Sólo 15 películas se decantan por la intriga. La mejor clasificada de ellas es Los odiosos ocho de Tarantino; la segunda es Calle Cloverfield 10 (EEUU, 2016), de Dan Trachtenberg (20º). 67 se encuadran dentro del género de suspense: si la primera es la francesa Elle, de Paul Verhoeven (3ª); la segunda es Calle Cloverfield 10 y la tercera El regalo, de Joel Edgerton.

Como "romance" se califican 36 películas, siguiendo la tónica del año pasado; la primera de ellas es Carol y la segunda La doncella, de Park Chan-wook (Corea del Sur, 2016), que además se clasifica como erótica. De todas las películas románticas, 14 de ellas se definen, además, como comedias: la que obtiene más puntuación es Café Society, de Woody Allen (45º). Carol y La doncella también encabezan la lista de dramas románticos, que contiene 22 elementos. La siguiente es Brooklyn (EEUU, 2015), de John Crowley (66º). La primera película de las cinco que admiten los tres calificativos (drama, comedia y romance) es el musical Sing Street, de John Carney (89º). Le sigue a mucha distancia Primavera en Normandía (Gemma Bovery), de la que ya hemos hablado en la sección de cómics

Se han estrenado nueve musicales, un 50% más que el año pasado: el mejor clasificado es la ya mencionada  Sing Street. Le sigue, ya en el puesto 109,  Vaiana, de la factoría Disney.

 

De las siete películas que se han encuadrado como bélicas, la primera es la británica Rogue One, de la saga de Star Wars, inmediatamente seguida de Hasta el último hombre, de Mel Gibson, en las posiciones 85 y 86. Se han estrenado siete westerns, encabezados por Los odiosos ocho y seguidos de El renacido, y Comanchería, de David Mackenzie (EEUU, 2015).


La mejor película de acción sería Deadpool, a la que también hemos mencionado en la sección de cómics. Excluyendo a los superhéroes del género, esta posición sería para Dos buenos tipos (The Nice Guys, EEUU, 2016), de Shane Black (53º), cinta incluida en la selección global.

 

La lista de películas de ciencia ficción está encabezada por Calle Cloverfield 10. Le sigue La llegada, de Denis Villeneuve (EEUU, 65º, también en la selección).  En cuanto al terror, nuestra lista incluye cuatro títulos: Calle Cloverfield 10, The Neon Demon (EEUU-Francia, 2016), de Nicolas Winding Refn  (que me exaspera), La invitación (EEUU, 2015), de Karyn Kusama y La bruja (EEUU-Canadá, 2015), de Robert Eggers, que sin ser una gran película, por lo menos no cae en los convencionalismos del género (salvo en algunos inadecuados efectos sonoros). 

Dos películas se califican como eróticas: la ya mencioanda La doncella, de Park Chan-wook y Theo y Hugo, París 5:59, de Olivier Ducastel y Jacques Martineau, en la posición número 313. 

Cuatro películas no han recibido la atención de ninguno de los críticos, y por tanto, no han recibido ningún tipo de puntuación. De las que han obtenido alguna calificación, la más baja pertenece a El futuro ya no es lo que era (España, 2016), de Chema de la Peña (361º), con un 0,52. La inmediatamente anterior es Robots: La invasión (Robot Overlords, Reino Unido-Canadá, 2016), de Jon Wright, con una puntuación de 0,68.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now
María (y los demás)

Posición: 5 Posición en el ranking global: 54 Año: 2016 Director: Nely Reguera Nota: 4,71